Foto: eje21.com.co

La Santa Sede informó que el Papa Francisco, dispuso enviar a la República Democrática del Congo para el despachado de los asuntos de la nunciatura apostólica en Kinshasa, a Su Excelencia, Monseñor Ettore Balestrero, Arzobispo titular de Vittoriana, nuncio apostólico, hasta ahora representante pontificio en Colombia.

Monseñor Ettore Balestrero fue nombrado como Nuncio Apostólico en Colombia el 22 de febrero de 2013. Durante su presencia en nuestro país realizó el nombramiento de varios obispos, renovando el colegio episcopal colombiano y se logró la Visita Apostólica del Papa Francisco en septiembre de 2017.

Durante un encuentro con el Episcopado Colombiano, Monseñor Ettore Balestrero aseguró que esta designación la recibe con alegría, pero también con nostalgia por los 5 años que estuvo acompañando en el camino pastoral y nacional del país.

Foto: inav.es

783 es el total de personas que volvieron a sentir las ganas de querer aprender, de estudiar y de superarse, las clases las reciben en horarios nocturnos de 6:30 a 10:00 p.m.

En el colegio Pablo Correa León, ubicado en el barrio La Libertad, estas personas acuden cada noche, allí reciben la enseñanza básica del Ministerio de Educación, y les enseñan a emprender, a crear empresa basado en diversos oficios.  La mayoría de estas personas entre hombres y mujeres están alrededor de los 30 y 42 años de edad, quienes por diferentes circunstancias en el pasado tuvieron que abandonar sus estudios.

Creando manillas artesanales multicolores, Carlos Valencia de 18 años, hace un año aprendió la técnica de manos de su padre, César Valencia, y ahora en su ciclo nocturno está perfeccionándola, así como aprendiendo estrategias para montar su negocio familiar.

El rector de la institución, Julio César Delgado, explicó que a la atención nocturna o extra-edad acuden estudiantes mayores de los 17 años no solo de La Libertad, sino de toda Cúcuta e incluso de zonas rurales, que ven la oportunidad de aprender un arte u oficio.

Foto: religiónenlibertad.com

La Hermana Carmen Rendiles, fundadora de las Hermanas esclavas de Jesús, este fin de semana fue declarada beata en la ciudad de Caracas (Venezuela), la eucaristía fue precedida por el Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, Cardenal Angelo Amato.

“La Madre Carmen fue hasta el final una mujer fiel a su consagración religiosa. Se mantuvo fiel en el propósito de ser santa. Su fe era profunda, íntegra, autentica y madura”.  Se lee en el documento entregado a la superiora de Hermanas esclavas de Jesús, en el que también se reitera que cada 9 de mayo se celebrará el día de la Madre Carmen Rendiles.

Carmen Rendiles Martínez nació en 1903, en 1927 entró en la Congregación francesas de las Siervas de Jesús en el Santísimo Sacramento. Se distinguió por su inmensa bondad y sabia prudencia. En los años 50 guió el proceso de refundación de su congregación, hasta que en 1965 la Santa Sede aprobó la nueva fundación venezolana llamándola “Siervas de Jesús”.

Gracias a su intensa labor y espíritu religioso la congregación siguió creciendo y se consolidó en Venezuela y en Colombia.  Madre Carmen murió en 1977. El 21 de diciembre del 2017 el Papa Francisco reconoció la autenticidad de un milagro realizado por la intercesión de Madre Carmen.  

Es vital implementar “políticas públicas a favor de la familia”, expresó el Papa Francisco en un apremiante mensaje enviado al profesor alemán Klaus Schwab, Fundador y Presidente Ejecutivo del Foro Económico Mundial, en ocasión de la apertura del encuentro anual que se celebra del 23 al 26 de enero en Davos (Suiza).

El Foro Económico Mundial, también conocido como Foro de Davos, realiza su encuentro anual bajo el lema “Crear un futuro compartido en un mundo fracturado”. Para este año se espera la asistencia de más de 340 líderes políticos, incluidos varios jefes de estado.

En su mensaje dado a conocer este lunes 22 de enero por el Vaticano, pero fechado el viernes 12, el Papa Francisco exhorta al Foro a no quedarse “callados ante el sufrimiento de millones de personas cuya dignidad está herida, y tampoco podemos seguir adelante como si la expansión de la pobreza y la injusticia no tuviera una causa”.

“Es un imperativo moral, una responsabilidad que involucre a todos, crear las condiciones adecuadas para permitir a todos vivir de una manera digna”, prosigue.

Tras denunciar la “cultura del descarte” y la necesidad de combatirla para alentar a las nuevas generaciones, el Santo Padre rechazó “los intereses privados y la ambición que buscan el lucro a cualquier costo”.

“La recurrente inestabilidad financiera ha generado nuevos problemas y serios desafíos que los gobiernos deben afrontar, como el incremento del desempleo, la pobreza en varias de sus formas, la ampliación de la brecha socio-económica y nuevas formas de esclavitud, con frecuencia causados por situaciones de conflicto, la migración y varios problemas sociales”.

Francisco también denunció que se considere al ser humano como “un simple bien de consumo para ser utilizado, de modo que” cuando “la vida ya no sirve a dicho mecanismo se la descarta sin tantos reparos”.

En este sentido, prosiguió, “es vital salvaguardar la dignidad de la persona humana, en particular ofreciendo a todos oportunidades reales para un desarrollo humano integral e implementando políticas económicas públicas a favor de la familia”.

El 15 de diciembre, la Corporación de Servicio Pastoral Social de la Diócesis de Cúcuta, llevó a cabo el foro regional “justicia y reconciliación para la construcción de la paz en nuestras comunidades”,  en las instalaciones del auditorio de posgrados de la universidad Francisco de paula de Santander.

Entre las conferencias presentadas están: ¿Qué es la justicia comunitaria?; política pública para la gestión de los conflictos comunitarios y la justicia restaurativa; impacto de la justicia en la construcción del tejido social.

Entre los puntos que se resaltaron “esta la participación de las comunidades en la solución del conflicto, además que la comunidad acceda a la justicia no como beneficiaria sino como participe de la misma” palabras de Iván Camilo Vargas, coordinador nacional del proyecto participaz.

En el contexto actual del país, es de vital  importancia generar espacios de reflexión sobre la justicia, desde una visión más amplia, desde el marco de la antropología cristiana, donde ella adquiere un significado más pleno y autentico; “la justicia no es una simple convención humana, porque lo que es “justo”  no está determinado originariamente por la ley, sino por la identidad  profunda del ser humano” (Doctrina Social  de la Iglesia.

Ver galería de fotos aquí