Foto: efeverde.com

Según un informe presentado este miércoles por la Organización Mundial de la Salud en la Cumbre del Clima que se celebra en Katowice (Polonia),con el cumplimiento de los objetivos del Acuerdo de París, con respecto a la reducción de emisiones contaminantes, se podrían salvar cerca de un millón de vidas al año; actualmente nueve de cada diez personas en el mundo respiran aire contaminado, lo que provoca siete millones de muertes anuales por causas directamente relacionadas a la polución, uno de los muchos efectos de la economía carbonizada que domina en el planeta.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmó que "es evidente que el cambio climático ya está teniendo un impacto severo en la vida y la salud de las personas, y amenaza los pilares de una buena salud: aire limpio, agua potable, suministro de alimentos nutritivos y un techo seguro".

La entidad estima que en los quince países que emiten la mayor cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero, se calcula que los impactos en la salud cuestan más del 4% de su PIB, mientras que las acciones planteadas en el Acuerdo de París costarían alrededor del 1% del PIB mundial.

El cambio a fuentes de energía limpias no solo mejorará la calidad del aire, sino que también se traducirá en beneficios inmediatos para la salud en todo el planeta.