Foto: google.com

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad inflamatoria del sistema nervioso que afecta a 3.000 personas en Colombia y 2,5 millones en todo el mundo, y es la segunda causa de discapacidad neurológica en pacientes de entre 20 y 40 años (el 70% mujeres), según datos de Esclerosis Múltiple.

Se produce un fallo en el sistema inmunológico, encargado de protegernos de las enfermedades, que reacciona atacando a la mielina, una sustancia que facilita la transmisión de los impulsos nerviosos. La mayoría de los afectados presentan brotes, es decir, cuando aparecen síntomas que persisten al menos 24 horas, pueden consistir en la pérdida de visión por un ojo, la debilidad de una extremidad, el adormecimiento de una parte extensa del cuerpo, síntomas paroxísticos hormigueos, calambres, dolor de extremidades o de la cara, y alteración del habla, además brotes que constituyen repuntes inflamatorios de la enfermedad y son su manifestación más conocida.

Lo bueno es que la medicación, combinada con hábitos de vida saludables, alimentación y ejercicio moderado y junto a otros tipos de terapias como la neurorehabilitación, ayudan a mejorar la vida de aquellos que sufren esta dolencia.

Es importante tener el apoyo de la familia y contar con alguien incondicionalmente, pues se presentarán muchas dificultades y al estar solo, podría empeorar por el estado de ánimo.