source

“Llegó Diciembre con su alegría”. Es un verso convertido en premisa que, desafortunadamente, por ligerezas, falta de previsión, negligencias y excesos, muchas veces se transforma en algo así como” llegó diciembre con sus angustias”, sobre todo en temas de salud. 

http://www.accountexx.com/remember-the-titans-summary-essay/ remember the titans summary essay Y esto no es cuento, porque basta ver las estadísticas de los servicios de urgencias para comprobar que el dichoso decimosegundo mes del año, tiene una especie de epidemiología propia, como paradójico desenlace del ejercicio de la felicidad obligada que la época impone. 

follow url De acuerdo con Atilio Moreno, director de Urgencias del Hospital Universitario San Ignacio, uno de los más grandes de Bogotá, por cuenta de la temporada es necesario hacer ajustes, tanto en personal como en recursos, para garantizar la atención de servicios específicos, que podrían llamarse típicos de Navidad y Año Nuevo. 

“Quemaduras, intoxicaciones, heridas por riñas y accidentes de tránsito, están entre los principales motivos de consulta, con el agravante de que la mayoría se pueden prevenir”, asegura Moreno.

De ahí que no sobra, antes de que las festividades entren en pleno furor, recordar las primeras diez condiciones de salud que podrían enmarcarse como urgencias navideñas. Todo con el fin de tenerlas presentes para saber cómo actuar y, mejor aún, para evitarlas.