Foto: elespectador.com

Un estudio publicado esta semana relaciona la cantidad de metales tóxicos presentes en ciertos suelos del mundo y los casos de cáncer registrados.  El riesgo de morir por cáncer no es el mismo en todas las regiones geográficas. Son muchos los factores que influyen, incluido el tipo de suelo, que puede albergar  metales pesados y semimetales carcinógenos para los seres humanos.

La exposición repetida de una población a estos elementos tóxicos, que entran en el organismo a través de la cadena trófica y los alimentos, podría aumentar la frecuencia de determinados tumores en algunos territorios. Epidemiólogos y geólogos españoles han encontrado asociaciones entre el número de muertes por tumores de esófago y zonas donde abunda el plomo, cánceres de pulmón y terrenos con más cobre, tumor cerebral con arsénico, y de vejiga con cadmio.

Los datos se sacaron del Atlas Geoquímico de España, publicado en 2012, y de una base de datos con 861.440 defunciones por 27 tipos de cáncer que ocurrieron en los casi 8.000 municipios españoles entre 1999 y 2008. Los datos se pueden ajustar a la actualidad porque la composición geoquímica del suelo es estable y los patrones de mortalidad por esta enfermedad no suelen variar.

Los resultados también muestran una relación entre suelos con más cadmio y mayor mortalidad por cáncer de vejiga; así como terrenos con concentraciones elevadas de arsénico y más casos de fallecimiento por tumores cerebrales. 

Foto: eltiempo.com

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la salud mental, se define como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad.  Asimismo, la OMS ha definido la salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades.

En el marco de la celebración del Día Mundial de la Salud, la Orden Hospitalaria San Juan de Dios (OHSJD) hace un llamado a la sociedad en torno a la conciencia sobre la problemática de la salud mental, que afecta a personas de todas las edades y condiciones, de una u otra manera.

"Las enfermedades mentales pueden presentarse en cualquier edad y condición social; afectan lo emocional, psíquico y social. Se trata de condiciones graves que impactan la manera de pensar, de sentir, de actuar y de comportarse, y la toma de decisiones. Pueden tener origen en un componente genético, en la historia familiar, en experiencias como el estrés y la presión, los abusos, la violencia y, en general, en hechos traumáticos", explican los expertos del Hospital.

Una especialidad de alto riesgo,  la exposición de los pacientes a la inhalación de gases tóxicos y radiaciones, exige el reconocimiento y equivalencia de títulos extranjeros con los del país, la anestesiología en los últimos años se ha flexibilizado el ingreso de especialistas extranjeros sin los debidos exámenes que certifiquen y convaliden sus conocimientos para prestar los servicios en Colombia.

A menudo se escucha decir que el anestesiólogo es una de las personas más importantes a la hora de realizar un procedimiento quirúrgico, pues en sus manos está el dolor que pueda sentir el paciente y proceso de la recuperación, por esto es tan importante tener certeza sobre la idoneidad del profesional que  aplicará la sedación.  Aun así como las leyes, y reglas en otros países, también los requisitos para ejercer esta profesión son diferentes.

En Estados Unidos, por ejemplo, se exige un examen de licencia médica, que evalúa la habilidad en materia de aplicación de conocimientos, conceptos y principios, junto con la verificación de habilidades fundamentales centradas en el paciente. Este examen es fundamental para obtener la licencia médica en ese país.

En el caso de Colombia, no existe un examen que evalúe los conocimientos de quienes llegan del exterior.  De los 22 programas de anestesiología que se realizan en Colombia, solo hay cuatro posgrados con especialidad de cuatro años, de los cuales uno hace énfasis en una rama específica, por ejemplo: anestesia del dolor, anestesia cardiotorácica, pediátrica o anestesia perioperatoria, la cual está en auge en la actualidad. 

En cuestión a esto, fue presentado un proyecto de Ley el cual promueve la creación del Examen Único de Conocimientos por Especialidad Médica (EUCEM) para convalidar todos los posgrados, de manera que el especialista que llegue a Colombia demuestre sus conocimientos y habilidades para atender a los pacientes. El llamado de la Sociedad Colombiana de Anestesiología y de Reanimación (S.C.A.R.E)  al Congreso Nacional es a que se le ponga la debida atención en cada uno de los debates de las plenarias de la Comisión Séptima, responsable del tema legislativo del sector salud y por supuesto de la seguridad de los pacientes.

La S.C.A.R.E realizó una investigación, tras reunirse con 18 jefes de posgrado de universidades colombianas, y estudiar tres casos de Latinoamérica y tres universidades de países desarrollados, para mirar cuántos créditos tenía cada programa y cuál era su nivel de estandarización.

Gracias a la investigación se pudo crear un programa que garantice la vida del paciente, el cual deberá ser utilizado como insumo  para cotejar los conocimientos y los créditos que tienen los especialistas que llegan del exterior, con las temáticas y créditos que se exigen en Colombia y llevarlo a la Comisión Nacional Intersectorial de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior.

 

Foto: google.com

La muerte súbita del lactante, que preocupa a numerosos padres, podría tener en parte un origen genético, según investigadores, que insisten no obstante en la importancia de las medidas de seguridad recomendadas a la hora de acostar a los bebés.

Un estudio estadounidense y británico sugiere un posible vínculo entre casos de muerte súbita del lactante y una mutación genética rara, que afecta al funcionamiento de los músculos respiratorios.

Los autores del estudio publicado en la revista médica The Lancet explican que aunque se confirme dicho vínculo, para lo cual se necesitan más investigaciones, este no explicaría por sí solo la muerte de los bebés.

Por ello recuerdan la importancia de respetar las recomendaciones para evitar las muertes súbitas: acostar a los bebés sobre su espalda y evitar que duerman en la cama de los padres.

La muerte súbita del lactante es el fallecimiento brutal e inesperado de un niño menor de dos años a menudo menor de seis meses para el que no se ha identificado ninguna causa.

Foto:google.com

La dificultad para iniciar o mantener el sueño se considera una patología muy frecuente, según estudios de un 10% a 15% de la población adulta padece de insomnio crónico y un 25% a 35% ha sufrido insomnio ocasional o transitorio.  Sin embargo, existen casos en donde el insomnio ha logrado superarse siempre y cuando se tenga la certeza de tener esta enfermedad, teniendo en cuenta que como toda enfermedad tiene sus causas, síntomas y soluciones. 

Uno de los síntomas más frecuentes y por ende, el más obvio, es el no poder conciliar el sueño, aparte se le atribuyen otros sucesos, tales como el despertar en horas de la madrugada y no poder dormir más, levantarse muy temprano, fatiga o irritabilidad durante el día.  Y como en toda enfermedad para poder dar un diagnóstico y cura se debe empezar por averiguar que causa este problema, en la mayoría de los casos se le atribuye al estrés, la ansiedad, depresión, además de la rutina diaria de cada persona.

Existen también medicamentos farmacéuticos que pueden ocasionar esta patología, por ejemplo los medicamentos para la gripe o dolor muscular, contienen cafeína, alcohol, diuréticos, hormonas tiroideas, medicamentos para la presión arterial, entre otros, por esto siempre es importante antes de auto medicarse consultar al médico para así tener certeza de que tipo de insomnio tiene y como combatirlo.

Estas son algunas de las posibles soluciones que pueden ayudar contra este trastorno: 

  • Tener un horario regular de sueño
  • Un lugar de dormir tranquilo, oscuro y fresco
  • Límites entre la cafeína y el alcohol
  • Evitar las siestas