Foto: entreredes.com

El Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, quiere apostarle a los cultivos de cebada de la región, gracias a que la industria de la cerveza artesanal en Norte de Santander en los últimos años ha tenido buen auge económico, el 95% de la producción del grano está dedicada a la industria maltera; sin embargo, por razones asociadas al clima y mayores importaciones, el sector ha cedido terreno.

La cebada nacional hoy se rige a partir de  los negocios que giran alrededor de la cerveza, siendo la bebida alcohólica de mayor venta en Colombia y en el mundo por lo tanto se le debe apostar más a este mercado en el territorio nortesantandereano, siendo rica de tierras fértiles para la siembra de cebada. Aunque existen nueve empresas de cerveza artesanal, de las cuales cuatro están registradas en la Cámara de Comercio de Cúcuta y las otras asentadas en Cácota, Chitagá y Chinácota, estas organizaciones importan la mayor parte de los recursos de producción del exterior, debido a la poca demanda nacional existente y la baja calidad que existe en algunos panoramas por no tener la maquinaria suficiente para la extracción de la malta.

El jefe de producción de la casa cervecera Monasterio, Sócrates Díaz, explicó que “la malta se trae desde Chile, Argentina y Alemania; el lúpulo, de Estados Unidos y Alemania y la levadura, en su gran mayoría, llega de Inglaterra y Estados Unidos, países donde está muy consolidado el mercado”. Según él, en Colombia y en Norte de Santander no hay suficiente desarrollo agroindustrial para cultivar y procesar la cebada.