Foto: google.com

Juan Diego Mejía, Jefe de Cultura de la Caja de Compensación Familiar de Antioquia (COMFAMA), dice que idean nuevas estrategias para fomentar la lectura. Que los bibliotecarios tengan un papel en el territorio en el que están, tanto de muros para adentro como estos hacía afuera. Hacia adentro, “que las bibliotecas se modernicen en herramientas tecnológicas, pero que no se deshumanice el servicio”.

Los programas que realizan en las bibliotecas de Comfama son: La Hora del Cuento, Jornadas de literatura, Jóvenes escritores, Leer jugando, Leer el mundo, Oye leer, Tres momentos y un autor son fundamentales. En estos, hay programas dirigidos a la escritura, porque parten de la base de que no todo el que lee escribe pero todo el que escribe, lee.

De muros hacia afuera, “que los bibliotecarios y promotores se vinculen con el entorno y su memoria. Que conozcan los gustos culinarios, los rituales religiosos, las creencias, los gustos musicales, los mitos, los miedos y los conceptos que los habitantes del lugar tienen sobre el mundo”.

Con esta iniciativa lo que se busca es fomentar la interacción de la persona que ofrece su servicio como bibliotecario, con la persona que usa el mismo.