Foto: laopinion.com

En cinco puntos del parque Águeda Gallardo de Pamplona se expusieron libros, se hicieron dibujos y se recreó la casa del terror. Las actividades hicieron parte de la Feria del Libro, que fue organizada por estudiantes de primer semestre de comunicación social de la Universidad de Pamplona.

Los transeúntes tuvieron la oportunidad de intercambiar libros y adquirir obras literarias por 1.000 pesos, a pesar de las lluvias que se presentaron en el municipio de Pamplona, las personas asistieron y pasaron un momento agradable y de mucho conocimiento.

A la jornada se vincularon la Policía, la Administración Municipal y las instituciones educativas de Pamplona.  El objetivo de esta Feria fue promocionar la lectura en niños y jóvenes, al igual que con las personas adultas, pueseste tipo de actividades a campo abierto son una estrategia para llegar con más facilidad a las personas y así inculcar la importancia de las letras.

Para que la gente tuviera acceso a la feria se organizaron por puestos en donde uno de ellos estaba dedicado exclusivamente al intercambio de libros a través del trueque.  En otro espacio estaban expuestos todo tipo de libros, sin tener en cuenta el autor, tamaño y especialidad.

Para los niños se habilitó un espacio con cuentos y textos literarios, como estímulo a la lectura infantil. También había dos estudiantes dedicadas a pintar el rostro de los visitantes con carboncillo.  Igualmente se contó con la participación de escritores de la ciudad como Verónica Vanegas, Mauricio Delgado y Mario Bermúdez.