Foto: bibliotecanacional.gov.co

Un grupo de once bibliotecarios recorren desde el pasado mes de marzo, 200 veredas del país afectadas por el conflicto.  Con talleres de lectura y escritura, cineforos, uso de nuevas tecnologías y desarrollo de proyectos culturales.

La iniciativa desarrollada por el Ministerio de Cultura, la Biblioteca Nacional de Colombia y el Fondo Nacional del Ahorro (FNA), en las zonas de influencia de las Bibliotecas Públicas Móviles y Bibliotecas Públicas para la Paz, instaladas en 2017, es una de las acciones del Plan Nacional de Lectura y Escritura “Leer es mi cuento”.

El proyecto corresponde a la segunda fase del programa de Bibliotecas Públicas Móviles, el cual fue instalado en 20 de las 26 veredas que acogieron a los excombatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en su proceso de reincorporación a la vida civil. 

La presentación del proyecto y los resultados alcanzados a la fecha, serán presentados el día de mañana miércoles 9 de mayo en la Biblioteca Pública ubicada en la vereda de Conejo, en el municipio de Fonseca, departamento de La Guajira. 

Bibliotecas Públicas por las veredas y los caminos de la paz, tiene como una de sus metas la formación de lectores voluntarios en las comunidades beneficiadas. El proyecto ha logrado formar a 60 lectores voluntarios; personas de las comunidades rurales y miembros de Los Grupos de Amigos de las Bibliotecas, quienes serán los encargados de desarrollar nuevos servicios en las bibliotecas y llevarlos a más veredas.